A QUE NO ADIVINÁIS QUÉ PELI REVISÉ ANOCHE…

Imagen

En mi búsqueda de info sobre el tema de los OVNIs de cara a mi próxima novela, ayer me compré el BR de “Encuentros…” y volví a verla. La gente dirá que si Tiburón, que si La lista de Schindler, que si E.T…. pero a mí la película que más me gusta de las que ha hecho Spielberg es esta. Una auténtica obra de arte, a muchos más niveles de los que aparecen en un primer visionado. ¿Alguien coincide conmigo?

En lo único en que no coincido con Spielberg (sí, lo admito, a pesar de lo soso que se ha vuelto últimamente sigue siendo uno de mis ídolos, grrr) es en darle la dimensión espiritual al tema ufológico. Sé que al decir esto me quitaré muchos lectores potenciales de encima, pero si escribo mi novela sobre ufología no le daré en absoluto el enfoque cristiano-místico-redentor. Últimamente parece que no puedes ver una película sobre este tema, o leer un libro, sin que parezca un panfleto religioso (¿verdad, M. Night Shyamalan?). Yo quiero volver a la fascinación de mirar al cielo inmenso y preguntarte si hay algo ahí fuera, como hace el personaje de Richard Dreyfuss mientras le da un beso a Melinda Dillon, pero sin adoctrinar, sino manteniéndome en la perspectiva científica del tema.

Anuncios
de lordofthemetaverso

2 comentarios el “A QUE NO ADIVINÁIS QUÉ PELI REVISÉ ANOCHE…

  1. Cierto… Y vuelve a tocarlo de una forma similar en I.A… aunque en realidad, para algunos, solo son robots evolucionados (I.A. me encanta). Todo eso, pese a que la idea era de Kubrick y era exactamente esa (siempre se le acusa de moralina, a veces con razón, aunque aquí no del todo).

    Eso sí, en Indiana Jones cuando los metió fue para destrozar la saga. Ni punto de vista moral ni “ná”.

    Por cierto, hablando de alienígenas, aún me estoy riendo con esto http://es.wikipedia.org/wiki/Xenu ¡Muchas gracias!

  2. A mí I.A. me gustó por su aproximación trágica al mito de Pinocho, pero la verdad es que prefiero “minority report”. Quizás sea porque me molestó sobremanera el punto escatológico-moralista cristiano del final de la película, cuando los robots evolucionados explican por qué no pueden limitarse a clonar a la madre y hacer feliz para siempre al niño, sino que sólo le pueden dar un día de felicidad. No sé, es como si el guionista estuviese buscando a toda costa la lágrima fácil.
    En el fondo Spielberg es hijo de su época. Creció con la moralina cristiana y su enfoque “viva el sufrimiento” de entender el universo, y lo reflejará siempre en sus películas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s